Un sapo vestido de business angel

dinamiz-ando el Turismo y el Comercio en Bizkaia
13 December, 2013
Escaparates del Comercio Local de Ermua
20 December, 2013
Show all

Un sapo vestido de business angel

Vivo en una ciudad muy pequeña, la quinta de España, aún no llegamos a las 400.000 personas. Es tan pequeña, que aún te encuentras a conocidos por la calle y compartes instagrams que otros acaban de ver al instante. Bilbao en tiempo real es una islita glocal, y aunque los espacios están muy sobredimensionados, este botxo es un pueblo grande y como tal te sigues encontrando en lugares de paso para las que andamos metidas en espacios procomunes. Los que se quieren aproximar porque su olfato les dice ” ahí se está cociendo algo que puede interesar” “eso parece tener un tufillo co-creación colaborativo que he oído por la red es tendencia”, llegan siguiendo la tendencia que los early adopters llevamos tiempo impulsando;  ahora la tendencia está atravesando la curva ascendente del % mainstream y su descenso está más que asegurado, porque esto de la co-creación colaboración tiene ciertas reglas éticas que los del “olfato a tufillo”  parecen no comprender y esto es un dardo en la diana para #meetcommons y #copylove, que estaba escuchando mientras escribía este escollo que no puedo llevarme al nuevo año.

El caso es que hay que andarse con ojo, pues los sapos andan rápidos y las crisis acrecentan el ingenio en  este 2013 agudizado de ciertas emociones perniciosas disfrazadas de suaves alianzas profesionales. Un año de varios estacazos inesperados, increíbles, incómodos y tirando al más puro “out of order behaviour” que han decidido mi mirada a los holísticos locales con gafas opacas.

Mi aviso a navegantes, lo ha descrito muy bien, alguien a quién respeto, inspirado sin duda en un semestre de encuentros motivantes. Así que cuando un business angel se te acerque que la emoción de un futuro ingreso no te ciegue de ver bajo el disfraz de suavidad generadora de sueños que romper. Sus pulmones son frágiles, su memoria también, su ética inexistente, pero su compartir ofertas ajenas [conceptualizada después de una escucha activa de un relato caótico de 70″] es inesperadamente espeluznante.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.