Tránsito: lo tangible y lo intangible en grupos de trabajo con objetivo

termibus_bilbao
LA FALACIA DE LA PARTICIPACIÓN EN BILBAO
10 March, 2017
Curso innovacion con Fundacion Ede
Innovación abierta
3 April, 2017
Show all

Tránsito: lo tangible y lo intangible en grupos de trabajo con objetivo

KINTSUGI

Existe la creencia general de que hay “cosas” que pertenecen al ámbito tangible, y que hay “cosas” que pertenecen al ámbito intangible. Mi creencia es que existen amplias gamas de posibilidades intercambiables en la activación de la función equilibrada de tangibles e  intangibles

El objetivo de estas líneas es explicar este paso y entender las variables  que entran en juego para gestionar los intangibles y los tangibles .

La gestión de intangibles y tangibles en las organizaciones y los grupos de trabajo tiene que ver con varios elementos imprescindibles que hay que activar para que los proyectos salgan delante cumpliendo los objetivos establecidos.

Entre estos elementos destaco las relaciones de las personas, la estructura de gobernanza y la estructura económica. Porque las convocatorias grupales tienen que ver con un triangulo en cuyos vértices tenemos: reflexión, acción y relación o lo que es lo mismo pensar – hacer – comunicar.

Analizar y establecer previamente estos elementos dentro de los grupos de trabajo nos ayudará a gestionar las variables intangibles, que son quizás la tarea más difícil, porque se entremezcla lo previsto y lo imprevisto en los espacios y tiempos marcados por lo que nos convoca aquí. Lo previsto es fácil de gestionar, siempre que esté bien planificado;  lo imprevisto intangibles que sucede en la actuación de la interacción humana, es lo que más puede exigir al proyecto. Gestionar ritmos, tiempos, efectos y personas estaría en el haber de intangibles; en el haber de tangibles tenemos la tarea, las acciones y el objetivo; aquello que produce resultados medibles.

Las convocatorias grupales, también tienen que ver con tareas – efectos y objetivos.

  1. Aprender – poner en común – compartir saberes…diríamos a grosso modo que todo esto es tarea, que es intangible hasta que no se materializa, se pone en práctica o se usa; cuando esto sucede se convierte en tangible.
  2.  obtener  resultados y estos varían tanto como las personas que componen el grupo;  es decir, cada cual llega con sus expectativas que  pueden ir re-haciéndose  de acuerdo con la inter-conexiones e interdependencias que se van activando en el contacto con otros miembros del grupo. Las personas, como  organismos vivos, permeables, dinámicas, sistemas vivos complejos  que  nos activamos o desactivamos en esta interacción con otras personas. Por ello, los resultados cumplen también la misma ambivalencia anterior.
  3. prever unos efectos, que vayan llevando al grupo hasta la siguiente convocatoria, y que condiciona, por razones obvias, los tiempos-ritmos-tareas- e intervenciones de todo tipo de lenguajes ( textuales, orales o no verbales).Por ejemplo, un efecto deseable es que el grupo siga motivado para  ser convocado de nuevo, venir y compartir, mantener la confidencialidad, poner en común habilidades saberes y generosas aportaciones actuales sobre las que poder incidir, etc… Los efectos suelen ser intangibles y se suelen tangibilizar a posteriori. Un tránsito que se percibirá a largo si  se prosiguen las convocatorias a corto, sino, es que no está funcionando.
  4. establecer relaciones personales en el desarrollo de la tarea y sus efectos; la generación de  confianza,  el respeto de ritmos, tiempos, espacios personales y la estructuración clara de la relación individual y grupal para con la tarea y los resultados. Esto otro intangible.

Un espacio de gestión que acompaño hacia  procesos de entendimiento, son  los intangibles, todo aquello que no se puede medir, pero que se siente cuando no van bien: confianza, identidad del proyecto, formas de trabajo, lenguaje expresado, lenguaje no expresado, coherencia, valores, reputación, estilos de hacer / liderar / pensar / informar / resolver / diseñar…

En los proyectos entran en función más intangibles que tangibles y cuando estos no están bien articulados los tangibles se resienten y las soluciones, que tienen que estar enfocadas al objetivo del proyecto, sufren. ¿Qué anteponer, el resultado del proyecto para el cliente o las batallitas particulares? Límites que deben quedar claros antes de empezar a idear; en zazen siempre hablamos de la vía del medio, ese lugar equitativo, en equilibrio, responsable  e interdependiente. ¿Cómo son estas relaciones? ¿Quién lidera el proceso? ¿Cuáles son las responsabilidades de cada uno de los miembros? ¿Cómo se reparten las tareas y acciones? ¿Quién gestiona los tiempos? ¿Qué parámetro usaremos para  repartir tareas y  beneficios?

 

Tanto en las organizaciones estables (personas trabajando con un contrato o salario), como en las agrupaciones profesionales menos estructuradas (personas trabajando  autónomas que se unen para un proyecto específico), las relaciones son de interdependencia y sacar los proyectos adelante (la tarea) es el objetivo de  todos los implicados en el proyecto sea cual sea la estructura. Sobre los mitos del trabajo ha escrito un magnífico y aclarativo post de recomendable lectura que ha escrito José Miguel Bolivar:

Llamando a las cosas por su nombre @jmbolivar Desmontando mitos sobre el trabajo en equipo.Haga clic ver también ☛  https://t.co/uXWB7zqObX

— dinamik ideas (@dinamikideas) 27 de marzo de 2017

La buena gestión de intangibles es el trabajo más retador, lo que  pide más de nosotros, lo que acompasa los saberes y las acciones que permite llevar a cabo proyectos de éxito y pone en valor la calidad del facilitador y de las herramientas de las que dispone.

Estoy convencida que hay que trabajar los intangibles ( personas – ritmos – tiempos) para poner el foco en el propósito de la tarea a realizar, de las acciones que la acompañan y de las responsabilidad de cada participante en el proyecto para que se cumpla con la calidad requerida y en el tiempo establecido.

A mí me interesa trabajar en el diseño y desarrollo  de proyectos de la calidad que cuiden las personas, las tareas, los efectos y los objetivos.  Facilito y acompaño la reflexión, la toma de decisiones, el diseño e implementación de las acciones para conseguir el  objetivo del cliente.

Además,  dar el primer paso consiste en hacerte comprender que puedes hacerlo y juntos  podemos mejor organizar las tareas y protocolos, gestionar los intangibles del equipo o del grupo de trabajo para que los proyectos de innovación sean de éxito.

Metafóricamente, te ayudo a  desbrozar caminos para conseguir realizar, compartir y celebrar cada acción, cada tarea, los efectos y objetivos requeridos con un liderazgo compartido desde la responsabilidad con las personas  y la consecución de resultados de calidad.

¿Te acompaño?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.