Miradas a Techos de Cristal

La Papeleta
25 May, 2014
Haciendo Visible Lo Invisible
1 June, 2014
Show all

Miradas a Techos de Cristal

“There is no greater agony than bearing an untold story inside you” 
Ayer fue un día especial por muchas causas relacionadas con nosotras mujeres

a nivel internacional Maya Angelou, una activista  por los derechos civiles, murió; cuatro niñas en Nigeria  se escaparon y  aún quedan 219 del grupo que fueron secuestradas #BRINGBACKOURGIRLS gritamos! Aún, sabiendo que ha habido muchas más antes y seguirá habiendo muchas más valientes que conseguirán escapar.

martillosparatechosdecristalA nivel local, fui corriendo a celebrar con @DoceMiradas su #EventoRompedor, desde que conocí su blog, lo sigo porque me gustan lo que dicen y como lo dicen; como andaba impaciente y activa me hice un selfie, saludé a @josi, felicité a @arantxasdm en nombre de las 12 y después de un rápido chin-chin,  cogí mis simbólicos martillos que comenzaron  a chillarme  en mi cocina cuando ya me senté a cenar con mi peque.

maya_angelouA nivel personal, fue el día que colmó mi vaso y la frase que encabeza este post, que saltó en @dinamikideas, la espita que despertó una voz compartida en privado con @juleniturbe, @ZIOR13  y @MaruSarasola;  de quienes recibí  muy distintos feedbacks que parecían haber retroalimentado la automotivación:  Sigamos adelante, me han dicho que soy cojonuda y que guardan mi cv, mi entrevista con los tres coaches, mi sincero learning contract, que me pase por allí a visitarlos… Maru, que pregunta y pregunta – ¡como hacen los coaches!- dijo como su característica entonación, ¿y qué vas a hacer? Cuando me llamaron por teléfono, yo  pregunté mucho, pero la pregunta más importante que marca este post del techo de cristal fue: ¿Qué podría hacer para mejorar y haber conseguido el puesto? La respuesta me descalabró, “No puedes hacer nada, no hay nada que podrías haber hecho mejor”

Descalabrada cual jarrón japonés y ahora, martillo en mano, me dispongo a poner palabras a las barreras invisibles y a descubrir – sacar a la luz- realidades del micro entorno, a contribuir con mi posición visible a que  nuestras peques  vivan en cielos abiertos sin cúpulas de cristal.

Desde los contextos europeos a los locales ¿Qué es esto de los techos de cristal?

En noviembre 2013, la Comisión Europea habla de esto.

El Ministerio de Igualdad del Gobierno en 2008 puso en marcha un proyecto para impulsar el acceso de las mujeres directivas a los órganos ejecutivos de las empresas, con la finalidad de promover una representación equilibrada de las mujeres en los Consejos de Administración. El resultado es que la representación femenina pasa de un 29% en 2008 a “la friolera” de un 31% en 2010 ¡pedazo de incremento!

El techo de cristal es una barrera INVISIBLE que nos encontramos las mujeres en un momento dado del desarrollo profesional, normalmente en el acceso a los puestos más altos de las empresas, otras veces en el acceso a entrevistas de trabajo porque cuando tenemos más de 50 ya NO somos bienvenidas de forma que al llegar a este punto, pocas mujeres traspasamos esta barrera, frenando y atascando la mayoría de nuestra carrera profesional. Por si no lo habéis relacionado tiene que ver con el párrafo de arriba.

Con esos techos, desaparecemos en una muy competente “magia” regada con las siguientes consideraciones donde los prototipos ideales  – varones- siguen apoyando sus reglas masculinas. Los estereotipos femeninos, nos sitúan en una posición de desventaja al estar consideradas como “carentes de autoridad y mando aunque con implicación al 150%” – ej. ¿en casa no mandamos?-. Hasta la filosofía de las empresas que predomina es la que promueve que para alcanzar el éxito profesional es necesario renunciar a la vida personal. – ej. Reunión de trabajo a las 7:45 o eventos que empiezan a las 20:00-. Y donde la educación que recibimos en los primeros años de la infancia donde el machismo sigue estando latente en los valores transmitidos comienza una educación que nos marca – ej. haz la cama de tu hermano, cariño-

El caso es que se promueve la diversidad en los puestos de alta dirección por eficiencia económica  y por justicia social – los diferentes estilos de dirección de mujeres y hombres hace que esa diversidad se aproveche para incrementar la COMPETITIVIDAD de la empresa, además la pérdida de talento que supone la exclusión de casi un 50% de la población a puestos de alta dirección hace perder mucho más que dinero.

Ayer hablamos de cuota, educar desde las aulas – “las chicas van por humanidades” decía un profe entre el público –, denunciar a los medios de comunicación, exigir a las administraciones, en el ámbito familiar no se le ocurrió a nadie meterse, faltaría más y lo que quedó claro fue que si queremos cambiar el mundo, habrá que tomar acción: querer, poder, atreverse, proponer, proponerme, denunciarlo, comentarlo, hacerlo oir, ser parte, querer estar…

jarrón_japonesTengo que confesar, que el #EventoRompedor ayer se me quedó escaso, lo había pensado diferente más dinámico, pero hoy estos simbólicos martillos han dado sus frutos y  ahora sí, muy agradecida del fortalecimiento proporcionado se necesita toda una tribu para educar con sutileza a toda una tribu; manifiesto incluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.