“La Ría, que ya estaba cuando no había nada, será lo último que quede cuando ya no haya nadie” ( J. Rui-Wamba)

Jardines efímeros
19 June, 2011
Campaña crowdfunding:Casa Escuela for hiv kids
25 June, 2011
Show all

“La Ría, que ya estaba cuando no había nada, será lo último que quede cuando ya no haya nadie” ( J. Rui-Wamba)

Tal que ayer,  hace  500 años se creó el “Consulado de Bilbao Universidad de Casa de Contratación de la ML Villa de Bilbao”.  Para conmemorarlo, el Museo Marítimo  Ría de Bilbao, está celebrando varias conferencia con ponentes muy ilustrad*s. Hoy le ha tocado el turno al arquitecto Iñaki Uriarte.

En una sala repleta, Iñaki Uriarte nos ha deleitado con iconos, cartografías e imágenes de quien fue Bilbao y su  ría,  en una conferencia sobre la metamorfosis del espacio portuario fluvial de Bilbao, que como afirmó Diego López de Haro, allá por el 1300 “..con plazer de todos los vizcaynos hago en Bilvao de parte de Begoña nuevamente población e villa que dicen el puerto de Bilvao”

Para los que latimos por el urbanismo y las intervenciones urbanas, el proyecto de 96 ventanas sobre plaza que ha esbozado, me ha hecho sin duda soñar en un nuevo futuro para Zorrozaurre alejado de las maquetas lejanas y concentrado más en un nuevo modelo que combine la historia –de donde venimos- con él a donde queremos ir –un futuro evocado por palabras como  sensibilidad, sugerencia, tenue, poesía…-.

Un poco de historia sobre la celebrada:

El Consulado de Bilbao, cuyo nombre completo era “Consulado, Casa de Contratación, Juzgado de Hombres de Negocios de Mar y Tierra y Universidad de Bilbao”, es la institución que se ocupaba de administrar ese puerto y esa ría, que era heredera de la medieval Cofradía de Mareantes, Mercaderes y Hombres de Negocios.

Éste fue fundado por la Reina Juana, Señora de Bizkaia, el 22 de junio de 1511 y es probablemente la institución más importante que ha tenido Bilbao para defender los intereses de los navieros y comerciantes ya que fue durante más de tres siglos la representación interior y exterior de la actividad comercial y naviera de la Villa. En esa fecha, Bilbao contaba con entre 5.000 y 5.500 habitantes.

El Consulado de Bilbao elaboró sus primeras ordenanzas en 1531, siendo las más conocidas las de 1737 que marcaron la pauta a muchos códigos de Comercio de países de Europa y de América del Sur, “Ordenanzas de Bilbao”, que subsistieron hasta que se promulgó el primer Código de Comercio en el año 1829, basado en gran parte en estas Ordenanzas.

El Consulado era el responsable de cuanto concernía al Puerto de Bilbao y su Ría, tanto respecto a los trabajos para su mejora y mantenimiento, como de los litigios que concernían a los municipios bañados por la Ría, así como de todo lo que se refería al comercio efectuado por ella. Gracias en parte al Consulado de Bilbao y en parte a la Junta de Obras, el Puerto de Bilbao, que tenía unas condiciones de navegabilidad muy dificultosas, se convirtió en uno de los principales puertos de la península.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.