dialogar

M'Angel at MICE basquetour
y tú, ¿controlas o lideras?
22 May, 2016
dinamica_lego_superar_creencias_limitantes_con_dinamiki_ideas
global innovation day dinamik ideas
5 June, 2016
Show all

dialogar

dialogando_con_maider_cia

Dialogaba de mañana con migo misma sobre la esencia del diálogo y los requerimientos  necesarios para que este se produzca. He llegado, quizás a una evidencia: para poder dialogar lo importante es tener capacidad de asombro y predisposición a sorprenderte en el encuentro con otr*s.

Dialogar con una misma se convierte en diálogo y no en monólogo cuando te contradices, te sales y entras de la zona de confort, encuentras otros lugares desde donde hablar y hablarte. Porque dialogar tiene que ver con escuchar no para responder, sino para ver a que otros espacios y posibilidades en contraste  con nuestras opiniones, nuestros pensamientos y nuestro propio ser. Porque dialogar también tiene que ver con retarse a una misma y encontrar el lugar, el propio lugar desde donde estamos conversando.

Concibo el diálogo como un entretejer palabras, espaciado  por las pausas y los encuentros a  los lugares que el diálogo puede llevarnos, permitiendo una apertura a la transformación de nuestros puntos de vista. Diálogo tiene que ver con tejer posibilidades

Existen, ¡claro! diálogos incoherentes, también llamados de besugos, metafóricamente, sería bailar un tango a solas, porque ni son diálogos ni son tangos, ya que ambos requieren de al menos otra persona en modo escucha…ya sea esta  coherente con la otra parte o con una coherencia diferente. Dialogar genera un espacio y así, no solo requiere de palabras o textos, sino también  de silencios, de miradas, de cuerpos, de pausas….de hecho,  el diálogo social se refiere  a las conversaciones  que mantienen las representantes empresariales y de trabajadores con vistas a una actuación concreta de la regulación de las relaciones laborales…esto es un diálogo de muchos y aquí la cosa se hace más compleja.

Para el diálogo se necesita escuchar a / escucharnos / escucharse, porque un diálogo de sordos, es más un monólogo que un diálogo.

Para el diálogo se necesita metamorfosearte al contexto para posibilitar oportunidades, para agrandar las perspectivas, quizás cambiar de opiniones, a lo mejor remodelar tu discurso para encontrar el lugar en el contexto. Discurso y objetivos únicos no riman con diálogo, diálogo es un lugar de doble dirección….al menos.

Dialogamos para hacer realidades, para debatir, para confrontarnos, para llegar a ninguna parte, para llegar a un objetivo “concreto”, para buscar acuerdos, para posibilitar otros encuentros, para encontrar coherencias diversas, para rendirse ante la evidencia, para pactar acuerdos,…¿para cuantas cosas más?

Dialógo con personas que me interesan, que me sorprenden, que me posibilitan aprendizajes, que me facilitan nuevas temáticas, que me sorprenden con nuevas actitudes y aptitudes, que salen del ego para posicionarse en el eco. Dialogar rima esencialmente con saltar la zona de confort…aunque sea un poquito 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *