desbordes de la existencia tupida

Premios al Comercio Vasco
8 July, 2015
La Tienda, el reto principal del comerciante de hoy en día
11 July, 2015
Show all

desbordes de la existencia tupida

Indigar es casi siempre una experiencia gratificante, aunque a veces te pinchas con alfileres que no parecen tan afilados y el desborde emocional aparece,  te coge el alma, supuran  las heridas mal cerradas, la duda te desborda aquello que parecía tan fijado y que el cerebro había plácidamente ocultado para no hacer un  sufrir innecesario; los expertos y expertas,  teorías en mano citan y citan interminables nombres que recuerdo de la universidad…de hace tanto, tanto y aún en vigor. Los en camino de expertos y expertas cuentan citan con la interrogante del espectador de fibra – Peru Novia Salcedo- ahí,  atento, inmutable, interactuando sin quererlo, siendo parte del inconsciente colectivo, visto y no visto. Simbólico todo ello, llegamos con nuestras tecnologías blandas, con nuestros saberes multidisciplinares expertanoexperta y viceversa. Un saber por delante de la tendencia, desbordando lo establecido y desbordándonos a nosotras en los límites individuales pero no grupales.

Mi enaotipo gusta de  indagar, ir más allá,  ver qué más puede haber, el conocimiento “ no experto” debe tener algo que decir, puede sin duda cuestionar e  intentar arreglar la mirada – ¡como si estuviera mal! – para hacerlo algo mejor, algo híbrido, alguna mezcla que haga resurgir debates realmente útiles para  implementar, para cotejar el bien del otro, y no solo para redactar papers, participar en ponencias y sacar doctorados.  Todo lo cual no es Irrelevante. Aunque esta mezcla funciona, cumple objetivos……marchemos al siguiente proyecto, al siguiente encuentro, al siguiente hito, … ya funciona, hemos cumplido el objetivo pero ¿para qué?  ¡Cómo lo vea el orangután va a hacer lo mismo!

los de un hemisferio y otro andaban inquietos valorando lo evidente, la motivación del grupo, la comunicación real de la ficción,  como si el proceso no fuera la parte más interesante de los encuentros, cuando se piensa, se siente, se hace y todas las rutas intermedias,  los procesos circulares de implicad*s  en el viaje total y en los aterrizajes posteriores.

Siempre se puede hacer más, siempre se puede hacer mejor, pero también hay que mantener la motivación del grupo, y esto no es tan evidente, los del hemisferio más izquierdo andan ahí inquietos. Pero ¿para qué? ¿Para qué desbordar una existencia tupida sino es esta relacional?

Me hubiera gusta sentir al Gabinete de crisis en acción y a las sociólogas ordinarias haciendo alguna dinámica de las suyas y probar una receta de city kitchen, y a Jorge mostrarme lo irrelevante del encuentro y al feminismo pisando fuerte…y así aprender observando cual orangutana tras el arbusto protector.

Muchos recursos del pensar-sentir-hacer bulleron y aún bullirán más…we have faith we have trust... con ganas de otro encuentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *