Acción Poética Colaborativa

INNOVACIÓN Y COMUNICACIÓN
Innovación y comunicación
11 April, 2016
global innovation day_2016
Cosas en las que creo: La transformación se aprende: Global Innovation day
17 May, 2016
Show all

Acción Poética Colaborativa

el error más común es suponer en vez de preguntar
¿Comenzar  un intercambio colectivo, constructivo y estimulante sobre poesía? Un sorprendente email de alguien conocido (esto ya me ofrece cierta confianza), decidí participar porque me pareció  innovador el  intercambiar un intangible.
Hablando con las mujeres a quién se lo envié, algunas me comentaron que  les parece soporífero porque es una cadena y esto de las cadenas siempre tiene una prensa negativa y no parece de entrada nada innovadora en lo que queramos “gastar” nuestro valioso tiempo. La verdad que yo no le dí muchas vueltas, supongo que porque me gusta escribir y la poesía me entusiasma, me divierte y me reenfoca. Participé y lo envie a 20 mujeres que supuse también les entusiasmaría, les inspiraría y les parecería divertido.
He recibido  poesias y de lo más variadas de personas desconocidas que me han inspirado, algunas retrotraido a mi pasado conocido, otras me han anclado a mi presente más inmediato y otras espero me transporten a mi futuro cercano.
Supongo que la cadena sigue…quién sabe quien la rompe, quién sabe a que se debe la interrumpción, quién sabe a que se deben las otras no participaciones…pero finalmente lo importante son  las poesias recibidas, el tiempo de reflexión que ha supuesto y el tiempo que nos hemos tomado en una acción poética colaborativa por amor al arte, y ahora sí, al arte de compartir.
Un placer participar querida y un placer leer las sorpesas de mi inbox! a continuación:

No caminaba

solo tropezaba

Al fin y al cabo

los pasos se miden

en tropiezos

y en esa torpeza

se elige el camino

(Eider Kadierno)

¿Y si me arriesgo y pierdo?

¿Y si te arriesgas y ganas?
Hay quienes no pierden nada
al intentarlo.
Hay quienes lo pierden todo
si no lo intentan.

“Empieza en mi

Empieza en el mundo

Empieza en un mundo tras otro

Empieza muy lejos fuera del mundo

Empieza en el miedo y fuera del miedo

En el miedo que esta dominado por el miedo

Y el miedo que no esta dominado por el miedo

Continua como empezó, por pura casualidad, en el miedo

Y no se puede hacer mas que decir las cosas como son: tenemos miedo

No es casualidad No es el mundo Es aleatorio Es el mundo Es la totalidad en una masa de diferentes gentes

Es la totalidad en una masa diferente

Es la totalidad en una masa

Es la totalidad

Eso es

Eso”

Inger Christensen via Iñigo Martin

 

“Pero yo no quiero ir con los locos”, Alice subrayó.
 
“¡Oh, no lo puedes evitar!”, dijo El Gato: “aquí estamos todos locos. Yo estoy loco, tú estas loca”.
 
“¿Cómo sabes que estoy loca?” dijo Alicia.
 
“Debes estarlo”, dijo El Gato, “o no habrías venido.”

De las aventuras de Alicia en el País de las Maravillas via  Cano Erhardt

Soneto al “Paraiso fiscal”

Cursando en un colegio religioso

hablaban de lo que era el “Paraiso”

la forma de subir sin previo aviso

y ser eternamente muy dichoso.

 

Había que ser “pío” y estudioso

y no hablar en la clase sin permiso

oyendo explicaciones bien sumiso

y todo, menos ser un vanidoso.

Hoy día el “Paraiso”

se apellida “fiscal”,

y está en la tierra no en el cielo

¡cómo cambian los tiempos en la vida!

ahora me entero, siendo ya un abuelo

que en vez de ser mansión de aquel que cuida

acoge al mentiroso y ladronzuelo.

(Ino. Oneka, Abril 2016)

If—
If you can keep your head when all about you
Are losing theirs and blaming it on you;
If you can trust yourself when all men doubt you,
But make allowance for their doubting too;
If you can wait and not be tired by waiting,
Or, being lied about, don’t deal in lies,
Or, being hated, don’t give way to hating,
And yet don’t look too good, nor talk too wise;

If you can dream—and not make dreams your master;
If you can think—and not make thoughts your aim;
If you can meet with triumph and disaster
And treat those two imposters just the same;
If you can bear to hear the truth you’ve spoken
Twisted by knaves to make a trap for fools,
Or watch the things you gave your life to broken,
And stoop and build ‘em up with wornout tools;

If you can make one heap of all your winnings
And risk it on one turn of pitch-and-toss,
And lose, and start again at your beginnings
And never breathe a word about your loss;
If you can force your heart and nerve and sinew
To serve your turn long after they are gone,
And so hold on when there is nothing in you
Except the Will which says to them: “Hold on”;

If you can talk with crowds and keep your virtue,
Or walk with kings—nor lose the common touch;
If neither foes nor loving friends can hurt you;
If all men count with you, but none too much;
If you can fill the unforgiving minute
With sixty seconds’ worth of distance run
Yours is the Earth and everything that’s in it,
And—which is more—you’ll be a Man my son!

Si…
Si puedes mantener la cabeza en su sitio cuando todos a tu alrededor
la han perdido y te culpan a ti.
Si puedes seguir creyendo en ti mismo cuando todos dudan de ti,
pero también aceptas que tengan dudas.
Si puedes esperar y no cansarte de la espera;
o si, siendo engañado, no respondes con engaños,
o si, siendo odiado, no incurres en el odio.
Y aun así no te las das de bueno ni de sabio.

Si puedes soñar sin que los sueños te dominen;
Si puedes pensar y no hacer de tus pensamientos tu único objetivo;
Si puedes encontrarte con el triunfo y la derrota,
y tratar a esos dos impostores de la misma manera.
Si puedes soportar oír la verdad que has dicho,
tergiversada por villanos para engañar a los necios.
O ver cómo se destruye todo aquello por lo que has dado la vida,
y remangarte para reconstruirlo con herramientas desgastadas.

Si puedes apilar todas tus ganancias
y arriesgarlas a una sola jugada;
y perder, y empezar de nuevo desde el principio
y nunca decir ni una palabra sobre tu pérdida.
Si puedes forzar tu corazón, y tus nervios y tendones,
a cumplir con tus objetivos mucho después de que estén agotados,
y así resistir cuando ya no te queda nada
salvo la Voluntad, que les dice: “¡Resistid!”.

Si puedes hablar a las masas y conservar tu virtud.
o caminar junto a reyes, sin menospreciar por ello a la gente común.
Si ni amigos ni enemigos pueden herirte.
Si todos pueden contar contigo, pero ninguno demasiado.
Si puedes llenar el implacable minuto,
con sesenta segundos de diligente labor
Tuya es la Tierra y todo lo que hay en ella,
y —lo que es más—: ¡serás un Hombre, hijo mío!

Rudyard Kipling via Danko Polo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.